¿Qué es la Quiropráctica?

La quiropráctica es la profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, el tratamiento y la prevención de los trastornos del sistema neuromusculoesquelético y de los efectos de dichos trastornos sobre la salud en general. Concede una particular importancia a las técnicas manuales, como la manipulación o el ajuste de las articulaciones y se centra especialmente en las subluxaciones.

La quiropráctica es un sistema terapéutico centrado en la estructura del cuerpo, particularmente la columna vertebral. Los quiroprácticos manipulan la alineación del cuerpo para aliviar el dolor y mejorar la función y para ayudar al cuerpo a curarse a sí mismo.

Además de la manipulación espinal, un quiropráctico puede aconsejarle cambiar su biomecánica y postura y sugerir otros tratamientos y técnicas. El objetivo final de la quiropráctica es ayudar a aliviar el dolor y ayudar a los pacientes a controlar mejor su condición en el hogar.

Ajuste

Un doctor en quiropráctica toma un historial médico, realiza un examen físico y puede usar pruebas de laboratorio o imágenes de diagnóstico para determinar el tratamiento apropiado. El tratamiento es fundamentalmente manual, siendo característica única de la profesión el ajuste vertebral específico.


El ajuste quiropráctico es un procedimiento en el que especialistas capacitados usan las manos o un instrumento para aplicar una fuerza rápida y controlada en una articulación específica, principalmente de la columna. El objetivo de este procedimiento es mejorar el movimiento de la columna y la función del cuerpo.


El ajuste quiropráctico es seguro cuando lo realiza una persona capacitada y con licencia para brindar atención quiropráctica.

Subluxación

La subluxación es un término utilizado por la profesión quiropráctica para referirse a un área que no se mueve correctamente. La misma influye en cómo el cerebro percibe y responde a toda la información sensorial. El quiropráctico busca las vértebras o articulaciones fijadas/subluxadas.


Una retroalimentación anormal entre cerebro y área disfuncional de la columna (subluxación) afecta a la condición interna de nuestro cuerpo. Una vez la subluxación ha sido ajustada el sistema nervioso central volverá a restablecer el equilibrio natural del cuerpo.

Trastornos Neuro-Músculo-Esqueléticos
(TNME)

Los TNME son procesos de mala adaptación del sistema nervioso que afectan al aparato locomotor, principalmente a las partes blandas: músculos, tendones, nervios y otras estructuras articulares.


¿Por qué se producen?

Tareas que exijan realizar de forma habitual movimientos repetitivos, posturas articulares extremas y fuerza intensa, pueden causar una desadaptación de nuestro sistema nervioso que termina siendo lesivo para nuestro aparato locomotor. También pueden sumarse otras actividades desarrolladas fuera del trabajo (trabajo doméstico, algunos deportes, etc.).


Al realizar tareas bajo la dirección de un sistema nervioso “no calibrado”, se producen pequeñas agresiones mecánicas: estiramientos, roces, compresiones… que al repetirse por largos periodos (meses o años), acumulan sus efectos hasta causar una lesión manifiesta. Estas lesiones presentan dolor y limitación funcional de la zona afectada.


Localización más frecuente


Los TNME que afectan a la columna vertebral:

Migrañas

Dolor de espalda/Lumbalgia

Dolor de cuello

“Ciática” y otras radiculopatías

Hernias discales

Escoliosis

Alteraciones posturales


Los TNME que afectan las extremidades:

Dolor muscular / Mialgias

“Manguito Rotador” y otras tendinopatías

Síndrome de desfiladero torácico

Síndrome de túnel carpiano

Epicondilitis y Bursitis

Artrosis y Artritis


WhatsApp chat